Adiós Roberto...



Como este Blog no intenta ser un Sitio de Noticias, ni mucho menos un "especialista en necrológicas", podrá pasar que como hoy evoquemos de esta forma a quienes pasaron a mejor vida. Aunque sea a varios días de su muerte...

¿Por qué no en el momento en que en todos lados se habla del caso?

Porque en ése momento, "caliente aún el cadáver", todos evocan y recuerdan al difunto pero... ¿a los pocos días qué?

Es muy común que pasado un mes ya nadie recuerde al que abandonó el mundo de los vivos.

Pero bueno, dejando ya toda esta lata voy a ocuparme de un caso interesante...

El periodista Roberto Maidana murió el sábado 11 de agosto de 2007 a las 22 horas en una clínica privada de Villa Urquiza en donde llevaba diez semanas internado a raíz de una neumonía. Sus restos fueron inhumados a las 14 horas del día siguiente en un cementerio de Pilar.

Tenía 79 años y más de 50 como periodista radial, gráfico y televisivo.

Nacido en el barrio porteño de Congreso, desde la infancia se interesó por la literatura y la historia.

Sin embargo estudió Abogacía, abandonando sobre el final de la carrera en 1950, cuando ingresó a Radio Splendid como redactor y locutor de informativos.

Pronto se incorporaría a la televisión: participó en la primera transmisión del medio en el país, el 17 de octubre de 1951.

"- Ese día se cantó el Himno y luego se leyó un informativo que había escrito yo, aunque mi participación fue anónima..." recordaba en un reportaje.

Durante la década del '50 y comienzos de los '60 se desempeñó como cronista de deportes en radio y televisión.

Ganó notoriedad con la cobertura del Mundial de Chile '62, pero su despegue llegaría en el '66, cuando se sumó al equipo del aún hoy súper-exitoso noticiero "Telenoche" (Canal 13) conducido por Mónica Mihanovich (hoy Mónica Cahen D'Anvers) y Andrés Percivale.

Allí comenzó como redactor y locutor en off, y en los 17 años que permaneció en el ciclo logró varias de sus mejores coberturas.

Desde Cabo Cañaveral, en el '69 transmitió por radio y TV la llegada del hombre a la Luna.

Políglota (dominaba al menos 8 idiomas), en su carrera entrevistó a personalidades relevantes como John Fitzgerald Kennedy, Golda Meir, Juan Domingo Perón, Ernesto "Che" Guevara, Anwar El Sadat, Werner Von Braun, el Ayatollah Khomeini, el Pandit Nehru, Vittorio Gassman y Federico Fellini, entre otros.

Consultado sobre los más carismáticos que le tocó conocer, mencionaba a Giulio Andreotti, ex Primer Ministro italiano, y Felipe González, ex Jefe de Gobierno español.

En el '83 fue convocado para encabezar el noticiero "28 Millones" por ATC (Canal estatal), y ese mismo año fue nombrado Gerente de Noticias del mencionado medio.

Pero no duraría mucho en el cargo: en noviembre de '84 fue despedido por haber llevado al programa al General Ramón Camps (responsable de miles de desapariciones durante la última dictadura) con motivo de entrevistarlo, hecho que las autoridades consideraron 'inoportuno'.

Pasó, entonces, a trabajar en Canal 11.

Maidana condujo programas en distintas radios (El Mundo, Rivadavia, América) y también trabajó en gráfica: colaboró en Mundo argentino, Tía Vicenta, Clarín y El Economista.

Recibió numerosos premios (Martín Fierro ('74 y '90), Santa Clara de Asís ('68, '76 y '85), Círculo de la Prensa ('71), Cruz de Plata Esquiú ('70 y '84), Konex ('87) y Broadcasting ('96).

Recibió además numerosas condecoraciones entre las que destacan la Órden de Isabel La Católica (España, en ceremonia a la que concurrió con otros galardonados como Ernesto Sábato y René Favaloro), el Elefante Blanco (Tailandia) y el Cavaliere Della Republica (Italia).

En 2003 fue incorporado a la Academia Nacional de Periodismo; sus últimos trabajos fueron en los canales CVN y América.

Cultor de un estilo sobrio, serio, pragmático, cuando en una entrevista publicada en "Tiempo Argentino" se le preguntó la clave de su permanencia, reflexionó:

"- Supongo que la gente me ha considerado una persona ‘no desagradable', porque evidentemente yo no soy de la clase de los lindos ni de los galanes. Hay un elemento de simpatía y cierta capacidad para establecer un vínculo con el público. Lo fundamental son dos cosas: proceder con toda decencia y estar muy bien informado para poder informar bien".

Pero los pusilánimes de siempre (en el sentido estricto del adjetivo) lo tildaron de "mufa", envidiosos seguramente de su trayectoria. Mas aún, de su talento.

Voy a aclarar para todos los lectores no rioplatenses que el significado de la palabra "mufa", al menos el que aquí estoy mencionando, no es el que devuelve la Real Academia Española sino que se trata de un vocablo "Lunfardo", jerga que utilizamos muchísimo por estos lares.

Dice el "Nuevo Diccionario Lunfardo" de José Gobello (Presidente de la Academia Porteña de Lunfardo):

MUFA. Lunf. Mala estrella, mala suerte. | Persona perseguida por la desgracia, que transmite mala suerte.

Hay una película argentina, de Sebastián Borensztein, que plasma de manera contundente las causas y efectos de generarle a las personas la fama de mufas: "La suerte está echada" se llama.



Volviendo al caso... En el '99, en otra entrevista, Roberto Maidana respondía con humor sobre su fama de "mufa":

"- ...éso fue fruto de una suerte de complot de unos tipos que me quisieron desacreditar en el momento en que yo empezaba a tener presencia. Pero he logrado sobrevivir también a eso (...) Ahora trate de no romperse una pierna cuando salga de acá, porque la culpa la voy a tener yo..."

Pero lo que empezó como eso, una envidia artera, en un medio de absurdos y timoratos se convirtió en algo que en la balanza tenía mas peso que toda su trayectoria y sapiencia.

Esquivado en las redacciones, en los pisos de los canales, provocaba el "supuestamente gracioso" antídoto contra la "mufa". Los hombres se tocaban genital siniestro con mano diestra y las mujeres hacían lo mismo con su seno izquierdo.

Para no nombrarlo, le decían Robert Mitchum. Idénticas iniciales tanto en nombre (que en realidad es el mismo) como en apellido las del actor norteamericano, seguramente ignorante de tales menciones.

Lo cierto que toda esta mala fama acerca de su condición de mufa lo alejó de lo que mas le gustaba: el Periodismo.

Quiero aclarar que nunca fue una persona que me produjera empatía Roberto Maidana.

Pero si me tomé el trabajo de escribir todo esto es porque me llamó la atención la poca difusión de su deceso.

Apenas unas líneas en los periódicos, apenas unos segundos radiales, apenas otros minutos televisivos...

A él. A Don Roberto Maidana, que tanto y muy bueno aportó a los medios...

Me dio bronca, casi furia... De veras que si.

Hace un par de meses falleció Mario Mazzone. Un periodista y locutor afable, muy querido en todo el ambiente.

Mazzone realmente me caía bien. Su muerte prematura, como a muchos, me tomó por sorpresa y causó angustia verdadera.

Hubo una cobertura extensísima de su muerte, de su trayectoria...

Ni bien me enteré de lo de Maidana me dije entonces:

"- ...ahora tendrán que hacer casi una miniserie cuanto menos para homenajear y recordar a un tipo con semejante trayectoria..."

Pero no. Nada de eso...

No tengo nada en contra de Mazzone, entiéndase. Y repito: Mazzone si me caía bien mientras que Maidana no era santo de mi devoción pero... ¡Sus trayectorias son incomparables!

Entonces sólo me queda el pensamiento de que su fama de mufa lo persigue aún después de muerto...

Y si es así, es porque alguien (los "pusilánimes de siempre" como puse antes) lo sigue hostigando mas allá de la muerte con esta infamia.

¿Tendrían miedo estos tipos a que se les quemara el canal, la radio, la redacción si le hacían un homenaje?

Muchas de las personas que trabajan, dirigen, deciden en los medios se forjaron a su lado, aprendieron de el.

¿Y señores? ¿Les pareció justo promover el olvido de quien fue mejor que ustedes?

Para mi, reconocido aficionado al boxeo, sí estará presente por siempre en el recuerdo del inolvidable combate que en Sudáfrica disputaran Víctor Emilio Galíndez y Richie Kates, aquel de la camisa del árbitro (Stan Christodoulou) bañada con la sangre del "Leopardo de Morón".

El mismísimo día (15 de Mayo del '76) en que Ringo Bonavena encontró la muerte en el Mustang Ranch y a manos del ignome Willard Ross Miller, brazo ejecutor y verdugo de Joe Conforte, Roberto Maidana transmitió y relató aquella pelea en vivo desde el Rand Stadium de Johannesburgo.

Desde este medio, discreto Blog apenas visitado, traté de darle una cobertura al menos digna a la trayectoria de uno de los mas grandes de la radiodifusión argentina.

Descanse en paz Don Roberto.


Ir a la web del autor --> KO12

1 comentarios:

Tissot online shop dijo...

Se ti sei innamorato di due persone contemporaneamente, selezionare la seconda,Bluetooth Headphones reviews
perché se davvero l'amore la prima, non si innamorerà con la seconda.