El Mate



Estaba tomando mate y se me ocurrió hacer esta nota (¿se ve que no estoy teniendo muchas ideas?) pensando que me gusta tomar mate con amigos o mientras webeo por Internet pero claro, mucho mate me hace mal entonces a veces debo decir paso y eso me produce esa sensación de exclusión, el quedarme fuera de ese “algo” que tiene la ronda del mate. Incluso me ha pasado estar en esa ronda y ofrecerle mate a alguien nuevo que recién llega y cuando me dice que no, no sé siento como que es un bicho raro, porque vamos a lo cierto, casi todo el mundo toma mate, hasta mi bebé de 9 meses quiere tomar mate!!!

Igual no me quejo porque casi siempre tomo pero no abuso. Sí me llama la atención la gente que toma mate solo con gente cercana porque le da un poco de asco compartir la saliva con otros. Eso tiene solución pero no sé si es que no lo quieren hacer o no tienen ganas, porque con solo usar una servilleta y limpiar cada vez que el mate pasa a otra boca…no termino de entender…como si la saliva de los conocidos fuera garantía de algo no?.

También me “causa gracia” o curiosidad, por decirlo de alguna manera, la gente que se la pasa tooooodo le día tomando mate, hasta con 40 grados y toman mate, gente que a veces pienso si tuvieran una descompensación o algo, en vez de suero, habría que ponerles una intravenosa de mate.

En cuanto a los días de calor, yo no puedo tomar nada caliente, prefiero una gaseosa con ochenta mil cubitos, ah y además a mí el mate me gusta con e-dul-co-ran-te. Sé que los que enarbolan la bandera del mate me van a decir que no sé tomar mate y que el mate saca la sed y que en un día de calor lo mejor es tomar algo caliente para atemperar el cuerpo, pero bueno, yo soy así. Y tampoco me gusta la cerveza, pero eso, es otro tema.


3 comentarios:

Baterflai dijo...

Justo justo me sentaba a mirar blogs, con un mate de por medio.
Gracias por pasar por Mantantiru! :)

Mar dijo...

Por favor Bater, un placer. Gracias a vos por pasar, espero que sigas viniendo y en cuanto nos organicemos bien, por supu que ponemos un link a mantantiru!

Rapote dijo...

El mate, es amargo.

Quizás suene terminante pero es así y "no hay vuelta de hoja".

Tanto como que las empanadas, son de carne y fritas. Y no de 48 sabores "soufflé" y otros tantos "al horno".

Pero bueno, siempre tenemos tendencia a "agringarnos"...

Gracias por escribir y comentar en TN.

Saludos.