Verdades


El fin de semana tuve oportunidad de hacer vida de barrio. Salir a tomar mate a la puerta, ver a los chicos andar en bici, charlar de cosas de la vida. Y también de ver de cerca cómo funcionan las hormonas. Pude ver la cara de pavo que ponen los chicos cuando tienen un amor adolescente. La niña en cuestión (alrededor de unos doce años), linda, simpática, y en control de la situación, usando la bici de los dos amigos enamorados...que con cara de Felipe (el de Mafalda) en la luna de valencia, chorreaban hilos de baba invisible. Una situación muy graciosa. Era increíble verles esas caras, mirándola embobados (uno un poco más que el otro) y siguiéndola a pie mientras ella recorría con la bici la placita.

Yo creo que si en ese momento ella les hubiese pedido, no sé, que le regalaran la bici, las llaves del auto de los viejos, la contraseña de la cuenta corriente o que vayan a Luján haciendo la vertical, hubieran dicho que sí sin pestañear siquiera, tan así era su cara de dispuestos a todo.

Es así señores, el amor los pone bobalicones.

10 comentarios:

El Profe dijo...

Y pensar que caemos en sus redes de esa manera, que a simple vista puede parecer inocente. Las miramos, nos sonríen. Las volvemos a mirar, nos hacen un jueguito con los ojos o con sus pestañas. ¡Y listo! El conjuro ha hecho efecto, acto seguido las miarmos embobados, babeamos y sólo nos sale la palabra: si.

Mar dijo...

Profe: Y sí, es así. Y después con el tiempo la técnica se va perfeccionando.

un servidor dijo...

Buena foto ¿de dónde la sacó?

El post muy bueno: su descripicón de los muchachos me recuerda a Obelix cuando aparace la rubia Falbala en "Asterix legionario"...

Mar dijo...

Un servidor: La foto la saqué de lo internet (si la quiere se la mando). Y si, las rubias son las peores.

Cale dijo...

Muy cierto, Doña Mar, pero reclamo un post de algún tiburón probo que relate las peripecias de la mujer enamorada frente a su pretendiente...
:D

guadis! dijo...

Ni te digo si te toca darles clase y la chica pasa por la ventana... como monos en la jaula del zoológico quedan!!

Rapote dijo...

Don Cale: Recojo el guante...

Aún a la avanzada edad en que yo la conocí, quedé embobado. Creo que a los hombres esto no se nos quita nunca...

Saludos,
Rapote

Mar dijo...

Don Cale: Lo pedís, lo tenés, je.

Guadis: No son divinos los monitos?, jaja.

Rapote: :-D. (No sé poner corazoncitos, pero hagamos de cuenta que van puestos).

Ajenjo dijo...

Si, somo así de bobos. Tanto que creemos que caemos en sus brazos, cuando en realidad caemos en sus manos.

Mar dijo...

Ajenjo: Algunos dirían redes.