Cambiá de champú nomás... ¿No ves que se viene la Guerra?

Los negros culpan a los rojos,
los verdes a los amarillos,
los blancos gritan ¡me defiendo!
y los azules ¡yo no he sido!
y mientras tanto vos,
cambiando de champú…
¡Cuando va a estallar
la Tercera Guerra Mundial!
Comprás uno mas barato
porque tu amor te ha dejado
o empezás un régimen para adelgazar.
¿Qué ganás con ahorrar?
Si total vas a volar
por el aire, y un general
brindará con champán.




Señoras, señores; y por qué no niños…

El caso no es nimio sepan. La cosa es que nosotros somos fichitas de T.E.G.

En el mundo se repartieron seis colores y seis gigantes los manejan con bastante impericia.

No como quien suscribe… Recuerdo cuando me mantuve cuatro años consecutivos como Campeón Indiscutido de T.E.G. del Club del Yetem de Cañadón Seco y fui convocado por un primer mandatario, colega de oficio, para que trazara estrategias de política internacional para su país.

Le dije que no claro. Yo no traiciono a los míos por palmas ni patacones.

Pero está fea el agua de la bomba mis amigos, y los jugadores no tienen escrúpulos.

Los azules mantienen su moneda basada en sus reservas auríferas sosteniendo un patrón económico obsoleto.

Los negros tienen todo el oro negro, que sí vale, y piensan vender cara su expropiación. Inmolándose si es necesario.

Los rojos hierven rabanitos y están en limbo, presos de las garras del amor.

Los blancos no saben por qué ni por dónde ni cuándo, pero apoyan incondicionalmente a los azules.

Los amarillos son acusados de esclavistas pero su régimen de esclavitud atrae inversionistas de los bloques que los acusan, tentados por la mano de obra regalada.

Los verdes no existen. Además del bloqueo se quedaron sin su Cid Campeador.

¿Y Ud. señorita se preocupa por el precio del champú ahora que su novio le dio salida?

¿Ud. señor recién divorciado se anotó en el gimnasio?

¿Ud. pibe que se llevó once materias está con nueve maestros particulares pretendiendo aprobarlas todas, dejando colgadas dos previas?

Piense un poco. Reflexione. Medite.

Y después, me cuenta…

G3P

13 comentarios:

guadis! dijo...

Me dieron ganas de jugar al TEG!!

Ajenjo dijo...

TEG, mate y panqueques.

slds
A

Mona Loca dijo...

Siempre viví el El TEG como destructor de amistades, noviazgos y matrimonios, por los líos que se armaban en cada partida.
Finalmente, lo descartamos de la lista de los juegos jugables.

Ahora comprendo que en realidad era un mensaje subliminal!!!

Onirica dijo...

yo... yo.... YO... nunca jugue al TEG.... nunca... es que cuando llegue a la edad promedio para jugar TEG... el TEG ya no estaba tan de moda. pero me gustaria aprender!!

Apalabrada dijo...

TEG quiero, TEG.

Ra dijo...

no se que quiere decir el post, pero me dieron ganas de aprender a jugar al TEG.

Rapote dijo...

A mi me pasa (me pasó) mas o menos lo mismo que a Mona Loca.

Tuvimos (con distintos grupos de amig@s) que ir descartando el TEG por su capacidad de lograr enemistades y promover divorcios.

Saludos,
Rapote

P_R dijo...

Guauuuu, nuestros campeonatos de TEG eran de antología. Jugabamos en casa, en el Club de Yetem (aunque lo mio era Belgrano y no Cañadon Seco), en Pitagoras y en la Casa de Tomás y Enrique.

No jugaba para ganar, me divertía estorbando a los demás en conseguir su objetivo (tanto, que varios amigos mios se negaban a jugar porque les irritaba lo que hacía).

China ataca Kamchatka!!!!! era la frase favorita de mi hermana y luego Darín la hizo universal en la peli donde al final el niño dice "Kamchatcha es el último lugar que uno tiene para resistir".

Pero disiento en pensar el mundo como un TEG porque siempre lo he pensado como un ajedrez. No veo seis ejercitos, debo ser más pesimista (o reduccionista) y sólo veo dos que pelean y un monton de espectadores con los cabellos grasos, secos, desteñidos y permanentados.

saludos y ya veo que prometés ser de los buenos

Paloma Roca

pd: aqui le llamamos TEG pero en España sigue siendo RISK. No es sutil esto, no es lo mismo tener una tactica y una estrategia para la guerra que arriesgarse a ella. Habla de nuevo de ser protagonista o espectador. mas saludos. Paloma.

El Profe dijo...

Hace un par de años atrás solíamos jugarlo con varias parejas más... una de ellas se compenetreban tanto que se peleaban de verdad... se agarraban a puteadas empezaba con "¡¡¡Hijo de...!!! ¿Te das cuenta que me estás invadiendo?" y terminaban echandose en cara errores del noviazgo, metidas de pata de cuernos y todo de lo que se acordaban del otro. Una causal de divorcio... creo que por eso opté por no jugarlo más...

¡Muy buen Post! Felicitashion Sr. Guille.

:D

Anónimo dijo...

Tengo el TEG bien guardado en casa. El juego me encanta pero como dijo alguno por allí, rompe amistades y parejas. Así por eso lo tengo juntando tierra. Recuerdo una de las ultimas partidas que jugué, que duró unas cuantas horas, uno de los participantes estaba sacado y no reconocía sexo o edad, para llamarlos "carneros".

Pd: Me anoto para una partida... eso sí, con desconocidos.

El dos veces cuervo (hoy mas que nunca) Martin

Rapote dijo...

Paloma & Profe: ¿Han visto? Una de cal y otra de arena. Una que lo ve como inofensivo y otro que reconoce su capacidad de alterar ánimos.

Martín: ¿Aquél fue tu último partido de TEG? También fue el último que yo juegué.

O sea que nos "retiramos" en la misma mesa de TEG en la memorable partida de no menos de 7 horas de duración.

Los "carneros" te estaban haciendo el caldo gordo a vos recuerdo...

Saludos a todos y gracias por visitar y comentar.
Rapote

andypancha dijo...

CUENTAN EN EL TABLERO QUE LOS VERDES, DE TANTO DEFENDER LA ECOLOGIA TERMINARON ENEMISTADOS CON TODOS.
EXELENTE POST Y MAS AUN EL BLOG. YA, YA TE LINKEO EN EL MIO Y TE INVITO A PASAR. http://www.sincensuraniagresion.blogspot.com/
AH Y TE PIDO PERMISO PARA POSTEAR ESTO QUE ME FASCINO.
ESPERO TU RESPUESTA.
BESOS

Rapote dijo...

Postee Andy (cite la fuente, claro) y muchas gracias por linkearnos.

Ya me daré una vuelta con tiempo en breve para leer detenidamente du Blog "Sin Agresiones".

Saludos,
Rapote