Nuevo Editor se suma al Staff del Blog TN:

El Blog TN – Tiburones de la Noche se enorg… se compl… se… Este… Cumple en informar la incorporación de un nuevo integrante.

Se trata de Guillermo Puertas, “Guille” para los cercanos, que nos acompañará escribiendo con su particularísimo estilo todos los días viernes (los jueves “va video” pero eso ya lo sabían ¿no?).

Guille nació hace casi 53 años, una fría mañana de octubre, en Gonnet, Pcia. de Buenos Aires.

Lo bautizaron Guillermo Enrique al igual que su padre y que su abuelo.

Cursó estudios primarios en un colegio de la cercana localidad de La Plata y reprobó el segundo grado. Al repetir la cursada conoció -según sus propios dichos- a su “primera novia”, Cristina.

“-Hoy es famosa y poderosa, y dice no recordarme”, afirma Guille.

A sus 14 años su familia se trasladó a Cañadón Seco, Deseado (Prov. de Santa Cruz) en busca de un clima seco para mejorar una enfermedad respiratoria de su padre.

Él se fue a estudiar a la capital (de la provincia) y trabajó en el correo, en donde asegura que hizo migas con un muchacho mas grande que el, Néstor, que abandonó la provincia para radicarse en La Plata –cruzando sus destinos- y estudiar abogacía.

“-¡Malhaya el destino! Supe que se casó con Cristina…”, cuenta Guille.

Guille abandonó pronto el trabajo postal para aprender un oficio y hacer del mismo su profesión: Tornero mecánico.

Y así, al mando de un torno revólver belga de fines del siglo XIX, Guille se convirtió en un tornero experto y preciso. Casi un “micrómetro humano”.

Pero “la confianza mata al hombre” y una fría tarde de julio, en una mala jugada del destino combinada con fallas mecánicas y agravada con negligencia humana, Guille perdió dos falanges de su anular y una del meñique, de mano derecha.

Desde aquél día adquirió una práctica increíble para posar y que en ninguna foto se le note el defecto.

Como le costaba mucho manipular objetos pesados y girar la rueda de la torreta principal de su torno, abandonó el oficio que amó.

Hombre ahorrativo, invirtió todo su capital en el montaje de una fábrica de persianas americanas que, poco a poco, se fue posicionando como desarrolladora, manufacturadora y exportadora de ventanas de aluminio laqueado y anodizado.

“-Debí soportar mas de una burla por llamarme Puertas y ser fabricante de ventanas. Pero las cosas se dieron así, yo en realidad quise siempre fabricar persianas…”, sostiene Guille.

Un buen día, en que se sintió vacío, decidió que debía expresarse y sin mas preámbulos comenzó un taller de literatura.

Al cabo de un breve período de tiempo abandonó el taller reconociéndose a si mismo como con las suficientes armas literarias como para escribir un libro.

Y así lo hizo.

Su ópera prima se llama “Mi experiencia en el desarrollo de ventanas” y, según él y apelando a aquello de que “nadie es profeta en su tierra”, no tuvo la repercusión esperada en las librerías locales.



Es mas, algunas como Yenny no aceptaron ni un solo ejemplar para destinarlo a la venta.

Pero, lo crean o no, fue un verdadero suceso en el extranjero. Sobre todo en Guyana Francesa, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Burkina Faso, Bangladesh, Filipinas, República Dominicana y… EEUU. Sí señores, Estados Unidos de América.

Tanto que el hombre fue invitado a Dallas a presentar el libro y firmar autógrafos en una importante exposición cuatrimestral de libros y dulces de arándanos que allí se realiza.

Y allí conoció a una joven, veinte años menor, que huyó de su casa materna porque sus padres no la dejaban ponerse un piercing ni comer manteca de maní porque tenían pensado para ella un futuro en las pasarelas que llevaría a la familia toda mas allá del umbral de la “línea de la pobreza”.

Pues bien, esta moza de figura regordeta –según se supo luego por exceso del alimento prohibido por sus padres- conquistó el corazón impenetrable de Puertas.

Es que la joven estaba también allí presentando un libro sobre la filosofía del piercing, “Piercing Philosophy” y bueno, intercambiaron algo mas que autógrafos.

Pero no queremos meternos en la alcoba de Guille, no. Así que vamos a lo jugoso ahora, a la “bisagra” de su vida…

A Puertas le “condicionó” (no utilizo ni “arruinó” ni “catapultó”, luego veremos por qué) la vida una Traductora.

Y no fue otra que la que tradujo su libro para introducirlo en el mercado del país del Tío Sam. Ya desde el título supuso inconvenientes pero, no conforme con ello y quizás por la inexperiencia (fue su primera traducción), la joven “tradujo” al inglés nombres, apellido y mote de Guille…

El resultado fue que su libro –la traducción- pasó a llamarse “My experience in Windows development” y lo firmó “William Henry Gates III” (recordemos que Guille lleva mismos nombres y apellido y que su padre y su abuelo, y además le gusta eso de ponerse III°). La verdad que bien podría haberlo traducido como “(Bill Doors)” la novel profesional, pero se inclinó finalmente por la acepción menos utilizada en inglés del plural de la palabra “puerta”. Como corolario –y “traduciendo todo”- la joven tradujo el “(Guille Puertas)” que, así entre paréntesis, Guille gustó de incluír debajo del título de su libro. Quedó “(Bill Gates)” entonces…



Las consecuencias legales, penales y de todo tipo no se hicieron esperar.

Guille, Bill para los del país del norte, estuvo en el ojo del huracán.

Perdió toda su fortuna en los múltiples juicios que una importante empresa de informática y su CEO le ganaron y en las fianzas que pagó para no caer tras las rejas porque Guille -como su padre y su abuelo- es alérgico a la humedad ambiente y las cárceles, se sabe, son húmedas.

A pesar de ello no guardó inquina a la traductora de quién dijo: “-Es una buena piba, esto le va a servir de experiencia para el futuro. No le guardo rencor, la plata va y viene.”

Por otra parte su “filósofa” y joven pareja lo abandonó en el peor momento pero Guille, en lugar de sumirse en una profunda depresión, aprovechó y reflexionó. Reflexionó y reflexionó filosofando al extremo sobre todas las cuestiones imaginables convirtiéndose en lo que –según él- es hoy: un “filósofo”.

En EEUU todos tienen sus 15 minutos de fama y Guille los tuvo por cierto. Así como fue víctima del acoso pertinaz de la empresa mencionada, fue convocado por docenas de programas de TV a lo largo y ancho del país para contar su experiencia en detalle.

Y aunque parezca increíble sus apariciones mediáticas le otorgaron bienestar económico. Tanto o mejor que el que tenía antes de perderlo todo.

Su “nueva fortuna” lo convirtió una vez mas en una persona con un “muy buen pasar económico” al punto que decidió no volver a trabajar y recorrer el mundo experimentando nuevas y diversas experiencias y filosofando sobre ellas.

Se mudó a Toronto, Ontario, Canadá y allí hechó raíces. Sin olvidarse jamás de aquél muchachito de La Plata que fue, y es, muy amigo del argot lunfardo reo.

De sus múltiples viajes guarda vasto anecdotario y suele decir “-…no existe rincón del mundo que no conozca, pero mi lugar lo encontré en Ontario y mis restos descansarán en Cañadón Seco…”

Lo cierto es que Guillermo Puertas, Guille, pasará a formar parte de este Blog escribiendo –según prometió- los días viernes.

No sabemos a ciencia cierta si comenzará este 25 de abril o lo hará el 2 de mayo. No sabemos siquiera si cumplirá lo prometido y alguna vez escribirá algo.

Lo que sí sabemos es que no tenemos grandes expectativas de su producción porque reconocemos en el a un escritor errático, inconstante, fútil, pueril, de prosa perezosa, gramática absurda y métrica obscena.

Nuestra barra lateral nos jugó una mala pasada al invitar abiertamente editores a la vez de apoyar la libertad de expresión así que utilizo estos últimos párrafos a modo de advertencia.

El lector que decida bucear en los relatos malsonantes de Puertas se expondrá a plagios, testos, incoherencias, errores ortográficos, mixturas idiomáticas, sinsentidos, delirios. No le crean ni un cuarto de lo que exprese y se aproximarán a quedarse con “media mentira”…

Aconsejo inútil intentar corregirlo, encauzarlo, encaminarlo. Mucho menos delatarlo. Es muy común que Guille cite dos o tres párrafos, estrofas, versos que no le son propios como si lo fueran. Mas común es que los modifique libremente o continúe luego sin rumbo cierto. O que termine súbitamente un escrito, sin que jamás lo retome.

De la posible “calidad” de su trabajo ya me extendí. Ahora les diré que no encontrarán tampoco una coherencia en cuanto a “cantidad” de trabajo se refiera.

No me extrañaría ver que un día escriba una entrada de 5 palabras y al siguiente una mas larga que el Viejo Testamento.

Pero “-…como te digo una co’ te digo la o’…” y es que Guille es un buen tipo y además de un “Hombre de Mundo” agrego que “tiene calle”, como se dice. Todo un “Loco Lindo”, ya verán.

Y por eso, sólo por eso, le guardaré una pequeña cuota de crédito. En una de ésas nos termina sorprendiendo…

12 comentarios:

Apalabrada dijo...

Ah, qué larga que me la hizo pero llegué.
Y ya no me acuerdo qué iba decir.
Ah sí, qué lujo de co-blogger, quién tuviera 1/23avos de la fortuna de Willy Puertas.

Espero sus posts con gran expectativa.

El Profe dijo...

Bueno que bueno que hayan podido adquirir semejante figura como colaborador para TN.

Felicitaciones

Y mis Saludos a Guille.

Fabio dijo...

Hola Rapo!
Le doy mi bienvenida al Guille... joer, que cago de risa el curriculum de este tio. La noia Cristina... que es eso? Cristina quien?
Lo de la profesión y el apellido hilarante jejejejjjj anecdótico lo que le ha tocado vivir...
me gustó el post. A ver cando me presentas a mi entre tus colaboradores (ya estoy armando mi historia personal) ;)
Un abrazo

Rapote dijo...

Apa: Traté de resumir todo lo que pude pero la historia de Guille es tan larga que salió una entrada extensa de todas formas. Y sí, tener 1/23 de su fortuna sería para asegurar el bienestar de nuestros bisnietos por lo menos.

Profe: Pero no lo adquirimos vea, se postuló solito y no pudimos decirle que no. "El Tiburón por la boca muere" en este caso. Y Ud. ya ve nuestra barra lateral: en un lado invitamos a participar y en otro apoyamos la libertad de expresión. Cóctel explosivo que nos transforma en un radiador de un Scania en la ruta 3.

Fabio: Estimado, Ud. ya es dueño de un Blog ultra-galardonado, qué quiere que le diga.

Para mi sería un honor y un placer que escribiera aquí.

Si gusta ser de la partida simplemente avise y le llegará la invitación a vuelta de correo para convertirse en un Tiburón mas de la casa.

Saludos,
Rapote

Mar dijo...

Guille bienvenido!!!
Espero se sienta a gusto y quedese tranquilo que en este blog va todo en español!

Diego dijo...

Estimado Sr. Rapote (tengo que admitir que me veo raro llamándote de esta forma):
Finalmente me he entrado con tiempo y dedicación al blog y, mientras escucho el cantito del che guevara en una mezcla de ruso con diarrea, he repasado los post y comentarios y me alegra mucho el éxito (quizás no merecido) que está teniendo el blog.
Pero como nos gusta subirnos al caballo del triufador, me he decidido, si es que media una decisión para esto, en pedirle a ud. Rapote que en su caracter de bloger gerente me ayude a encontrar el camino para poder escribir mis insanos pensamientos en el blog.
(Tambien debo admintir cierta envidia en mi movimiento por la incroporación de Gates...si está Gates yo también)
De todos modos, por ahora sólo me queda transitar el camino del comentario.
Pero para no quedar como un anónimo mas incursioné en gmail y me saqué una cuenta nomás. Lo lindo de esto fue que no pude usar diegotn como vos me habías sugerido y quedé en un diegotnoche. Ahora que lo pienso tiene remembranzas de traba...no importa, ya está, que sea lo que tenga que ser.
Pero en esto de gmail lo lindo no fue tanto el nombre de usuario sino que hay una pregunta sugerida por si perdés la contraseña, uno piensa: el nombre de mi padre, madre, perro quizás...bueno, no, te ponen el número de pasajero de vuelo mas frecuente, el nombre de tu primer profesor...en fin, pensé en poner el número cabalístico de Rapote, finalmente desistí y puse el postre preferido de Julio Boca.
Son casi las dos, me voy a dormir,
Saludos a todos
diegotnoche

Rapote dijo...

Diego: Veo que finalmente los "celos blogueros" lograron lo que por casi un año no se logró por diversas vías.

Ni bien se presentó Guille Puertas te aventuraste a lo "increíble" que se que resulta para vos éso de andar sacando cuentas de correo electrónico.

Pues bien, cursaremos la invitación de editor al e-mail mencionado y veremos si, finalmente, te contamos en este grupo de escualos.

Saludos,
Rapote

Rapote dijo...

PD: Yo te había sugerido "diego.tn" y no "diegotn", conste.

Onirica dijo...

bienvenido guille! espero anciosa noticias!

Guille dijo...

Primero, agradezco la confianza del Administrador del Blog TN en aceptarme entre sus huestes (a pesar que el diga que no tuvo otro remedio).

Segundo, doy gracias a todas las muestras de afecto y bienvenidas.

Tercero, aclaro que en esta entrada se simplificaron y resumieron bastante ciertas cosas de mi vida.

Y algunos de los datos son inexactos, y otros equívocos (para no decir falsos). Ejemplo de estos últimos es la forma en que se dijo que perdí tres falanges de dos dedos. No fué así, pero ahora no viene al caso.

En unos minutos me abocaré a escribir algo para el Blog. No se hagan mucha ilusión con mi escrito que me encuentro cansado el día de hoy.

G3P

Ra dijo...

que post mas largo!!!

bienvenido =S

che, mi disco duro no tiene porno!!!

P_R dijo...

acabo de leer el primer post de guille (segunda prueba de que no todos leen el primer post y rajan para otro jajaja) y debo decir que aplaudo la incorporación.

Creo que este nuevo tiburón sabe morder muy bien.

saludos

Paloma Roca (menos mal que vuelo y no soy pez :-))