Macri y la ¿inefable? H

El gobierno de la ciudad ha sacado unas deliciosas propagandas que pegó sobre las paredes a medio terminar de toda obra en construcción y/o espacio no colonizado por el comercio o la simple vivienda.

Estamos Haciendo Buenos Aires. El gobierno de la ciudad Hace. No dice. ¿No es realmente absurdo? Ponen un cartel diciendo que no dicen. Es como si una persona nos dijera a viva voz: Che, ¿Sabés que yo soy mudo? De más está notar que estas propagandas se refutan a si mismas. Esta serie de slogans, al mejor estilo papal-Pro, en amarillo y blanco, demuestran de una manera precisa la falacia por medio de la cual Macri llegó a ser votado por la gente de la ciudad. Su discurso se estructuró desde el hacer, en oposición a la mera charleta vacua y mentirosa de los políticos usuales. En esa misma oposición entre la boca y la mano, se centraba también la apelación a un saber administrativo-gerenciador que ensalzaba la técnica empresarial y la eficacia por sobre lo ideologico, lo político. Paradójicamente, mientras el Pro es el partido que más pidió "diálogo", fue también uno de los que más enfatizó la oposición o separación entre el hacer y el decir. Diría más, uno de los que más enfatizó la negación misma del decir; prueba de ello son estas propagandas.



En la flagrante y risible contradicción de los afiches se evidencia que no hay un hacer supuestamente separado y autónomo de la política, una eficiencia pura y prístina que se bastase a si misma, sino que toda actividad humana, está atravesada por lo ideológico. Que ningún hacer es absolutamente ingenuo ni está nunca, ajeno al decir.


Pero a qué me hicieron acordar estas publicidades Ah, sí. Claro, es una paradoja. La paradoja de Russel, la paradoja de Zenón, hay muchas que son famosas, finalmente tenemos la paradoja del Pro. Una paradoja se caracteriza porque es verdadera y es falsa la vez. Admitamos que estamos Haciendo Buenos Aires es equivalente a un papel que tiene escrito: Este papel no dice nada. Si es verdadero lo que dice el papel, entonces es falso, si es falso lo que dice, entonces es verdadero. Casi casi como nuestros dirigentes.

4 comentarios:

Guty dijo...

Algo así como el "puto el que lee" de los baños, nadie lo leyó jamás :)

Ra dijo...

yo soy de provincia, tengo que leer el post???

Rapote dijo...

La letra "hache", H, es muda además. No dice nada...

Saludos Matías,
Rapote

Rapote dijo...

Matías:

Justo estaba por hacer una entrada sobre los carteles pero la tuya quedó impecable.

Así que me tomé la libertad de ponerle la foto que saqué hoy mismo para ilustrar la nota.

;) Rapote