¡Feliz día del Payador!

Resulta que un 23 de julio pero de 1884 en Montevideo, se midieron en legendaria payada el invencible "Negro" Ezeiza con el oriental Juan de Nava.

Recordando la memorable disputa se estableció y fijó el día.

El payador es un cantor repentista y debe su nombre a la derivación de la palabra "payo", con se conoce y nombra a los campesinos españoles de donde se considera proviene este estilo improvisado.

Género muy popular en toda Latinoamérica, alcanza su máxima expresión, difusión y aceptación en Argentina y Uruguay.

En la payada no hay libreto, no hay nada previamente escrito.

Y en la payada de contrapunto se suceden preguntas entre uno y otro "rival" hasta que uno resulta ganador. O al perdedor "le agarran los indios" como suelen decir, ya que el vocablo "indio" no rima con ningún otro.

La payada encuentra su mejor y mayor vuelo en el uso y abuso de la décima octosilábica, sin desdeñar cuartetas y sextillas apareadas dentro de ritmos como vidalitas, valsesitos criollos, cifras y estilos.

Famosas payadas se recrean en la literatura vernácula, destacándose los duelos entre Martín Fierro y "El Negro" y el de Santos Vega con "El Diablo". Este último fue en realidad el payador Gualberto Godoy, personificado como el mismo Diablo por haber sido capaz de derrotar a Vega en aquella, su última payada.

Particularmente disfruto muchísimo el relato por milonga que el genial Atahualpa Yupanqui compuso y tituló "El Payador perseguido".

Desde aquí y ahora, les deseamos un muy feliz día a aquellos que destemplan cuarta y prima en pos de mantener vivo el dificil arte de la payada.



6 comentarios:

Fender Gebiet dijo...

Bueno, no tengo una predilección por el género, a lo mejor porque no hay oportunas improntas de algún triunfo del repentismo, lo que abunda es cuartetas más meditadas que improvisadas, rebusques de milongueros con rimas aprendidas y temáticas "piñón fijo" como el campo, la patría, el ser nacional, lo fiel y noble que es el pingo y esos lugares comunes de Jesús María y falsas payadas (cuyo peor representante, Gustavo Guichón, está todos los años).
También sostengo que, como pasa con muchas otras cosas, la carencia de testimonios fidedignos hace que, en el recuerdo, aparezca una épica que el registro electrónico suele no lograr.
Los goles de Maradona a los ingleses, por ejemplo, si hubieran ocurrido en 1941, hoy serían parte de una gesta similar a la de Firpo. Según algunas personas, eso es lo que pasa con Pelé, el recuerdo favoreció sus éxitos y hasta los rodeó de una pátina mágica que, en lo personal, me han desmentido las imágenes que del morocho he visto.
Digamos que el "género" payada, tal como la que cita usted en versos de Atahualpa, tiene otros valores que el de la prestidigitación verbal.

Saludos.

Rapote dijo...

Fender:
Está claro que, hoy por hoy, poco y nada queda de aquella repentización pergeñada por los míticos payadores (como Ezeiza).

Coincido también en que lo de Atahualpa no entra en el marco de payada porque, claro, se trata de un fantástico relato por milonga "previamente elaborado".

Lo cito porque Yupanqui expresa en "El Payador Perseguido" muy bien la esencia del payador. Trabajador nómade en este caso que se valió de este recurso para contar su historia y opinar sobre una punta de cosas.

Lo del mamarracho ése de Jesús María da hasta bronca, bien cierto.

Lo de los registros históricos -o de la carencia de ellos- es también un buen punto.

Sobre los que citó como ejemplo le cuento que la gesta de Firpo ante Dempsey sí está documentada -en video me refiero- y mucho se sabe sobre el tema. Humildemente escribí este artículo hace un par de años (que hoy veo que pude hacerlo mas extenso y documentado, voy a ver si lo "re-publico" agregando data y subiendo el video de la pelea).

Saludos,
Rapote

unServidor dijo...

Acaso les interese saber, ya que hablaron de Firpo, que esa pelea fue escuchada por los porteños a través de la radio que lo transmitió por altos parlantes a la multitud de Buenos Aires. Para "amenizar la velada", entre los rounds había un muchacho de 18 que tocaba la guitarra.
¿Qué tiene que ver? Pues ¡que también se lo nombra en sus comentarios! Años después sería conocido como ATAHUALPA YUPANQUI.

Rapote dijo...

Desconocía lo de Yupanqui guitarreando entre rounds unSer.

Gran aporte gran.

¡Gracias!
;) Rapote

unServidor dijo...

Ojo, no en USA sino acá, en la terraza de donde se transmitía.

Rapote dijo...

Si. sí. Estaba claro.

;) Rapote