Soy un queso para los números

Toda la vida me costaron mucho las matemáticas. Pero no se trata de que no me gusten porque, por ejemplo, cuando estaba en el CBC (Ciclo Básico Común - aclaro porque este blog es internacional vieron) cursé Análisis Matemático y promocioné con siete (7).

Ojo que el hecho de que haya promocionado no me vino de arriba eh. Primero que tenía una muy buena profesora (que más que la profesora era la ATP - Ayudante de Trabajos Prácticos), segundo que como no trabajaba me hacía todos los ejercicios del cuadernillo y tercero que iba a tooooodas las clases de apoyo que daban en la facultad. Así fue com opasé de un cinco (5) en el primer parcial a un ocho (8) en el segundo.

Pero, equivocadamente (y orgullosa de la superación de mi trauma) creí que si con ese esfuerzo había logrado dominar a mi enemiga, no había problema en elegir una carrera que tuviera muchos números (quizás un poco empujada por mi madre, elegí Administración de Empresas).

El primer cuatrimestre, o el segundo -ya ni me acuerdo de esa época tan académicamente desastrosa para mí- me tocó cursar Álgebra I, todo muy lindo, todo muy bien la vida universitaria pero la verdad es que no entendí nada, tenía ganas de abandonar porque me sentía no sé, como si me estuvieran hablando no ya en chino sino en chino mezclado con alguna cosa mística esotérica.

Bueno, llegó el parcial y yo me presenté igual porque si no te presentás te ponen un cero y ahí si que no la podés levantar (aunque algunoa profesores son más bondadosos y quizás te pongan un asuente y te den la posibilidad de dar el segundo e ir a final). Me saqué un uno (1), o sea, evidentemente no había entendido nada.Todavía me quedaban los recuerdos del CBC y pensé que con esfuerzo, paciencia y dedicación podría aprobar el segundo parcial y llegar a rendir el final (para no tirar todo el cuatrimestre a la basura). Acto seguido me anoté con una profesora particular los sábados a la tarde (claro porque a esta altura ya trabajaba y no tenía tanto tiempo disponible).


La profesora, bárbara. Me explicaba todas las dudas. Practicaba ejercicios. Llevaba ejercicios de la facu que no entendía. Perfecto.Llegó el segundo parcial. Mal. Todo Mal. No entendí nada, again. Me saqué un dos (2). Bueno de un 1 a un 2 mejoré en un 100% o no?. Viste lo que pasa, que cuando vas al profesor te sale todo y haces todos los ejercicios y después cuando te dejan solo, zácate, no te sale nada. Bueno, eso me pasó a mí.

Obviamente decidí descansar a la materia de presencia pero no me bastó con eso que me anoté en Análisis Matemático, yo pensé que el problema era que era álgebra y yo en el CBC había cursado análisis, bueno entonces allá fui.

Esta vez en vez de ir a una profesora decidí juntarme con un grupo de compañeros súper nerds que sabían un montón de números y mientras ellos intentaban explicarme algo, cada vez que no me salían las cosas me cargaban, te juro que me sentía como se deben sentir las modelos cuando les hacen esos test de cultura general en la tele, como una idiota.

Está bien, lo entendí, los profesores, mis compañeros, las notas, la carrera de Administración de Empresas, todos ellos se encargaron de hacerme entender que no sirvo para los números. Yo no sé si es genético pero mi mamá tampoco entiende un zongo de números, pero mi abuelo sí, es rapídismo para eso, o si se debe a que en la escuela secundaria tenía una profesora que era muy mala, si le preguntabas algo te decía "qué no entendessssss nena!", lo cual me sacaba bastante las ganas de preguntar.

Y bueno, lo mío no son los números, debo reconocerlo, aunque en este país, en este momento, no hace falta saber de números para darse cuenta que cada mes la plata me alcanza menos.


18 comentarios:

Baterflai dijo...

Me anoté en Matemática I el récord histórico de... 5 veces. La última ya ni fui.
He promocionado materias con 10 en el CBC, pero no pasé del 2 en esa.
Y la sigo odiando, eh.

Coki dijo...

Tiburina, para meter un poco de polémica en la entrada (asi les sube el rating) te diré que el problema sí es genético y tiene que ver con ser mujer.
Creo que las mujeres (en general) tienen una mente más emocional y "sociológica" mientras que los hombres más matemática e "ingenieril".

Listo, ya pueden insultarme entre todos.

El Profe dijo...

Es una de mis aborrecencias máximas, si es que existe esta palabra... nunca desaprobé, nunca me la llevé, nunca saqué un uno. Pero la odio, si así de tanto... tuve buenas y malas profesoras, pero la materia nunca me agradó, nunca.... NUNCA MATEMÁTICA TE ODIO

este espacio funciona como sesión manejo de la ira
¡Un abrazo!

Guty dijo...

Debería darles vergüenza, las matemáticas son lo más cercano a la perfección que existe...bue, a mi también me cuesta, a quién no?

Tiburina dijo...

Bater: Es bueno saber que no estoy sola en este mundo insano de los números.

Coki: No, no, con un creo nome arreglás, acá traemé pruebas eh.

Profe: Es cierto, a descargarse. Math, I hate you, hate you (en todos los idiomas por las dudas).

Guty: Evidentemente me encuentro bastante alejada de la perfección.

(Pido disculpas por los errores de tipeo de la nota!)

VIN dijo...

Animo señorita Tiburina, que la distribución de los circuitos y los piolines que conectan las distintas áreas de la corteza y núcleo de nuestra torreja cerebral puede diferir de fulano en fulano. Es muy frecuente que los que no estamos dotados para las inversas, múltiplos o radianes tenemos seguramente otros talentos o "capacidades diferentes". Espero que esta última secuencia de vocablos no suene ofensiva. Yo también he sido buen burro para las matemáticas toda mi vida y en auxilio de tus propios pesares bien que podría esbozar un muy mio: ¿y què?

Coki dijo...

Tiburina, descubriste mi ardid de poner "creo" para reducir el odio. Eso abona mi teoría de que las mujeres son buenas para análisis de ese tipo, no?

Hablando más en serio, hay ciertas pruebas que leí alguna vez, con estudios al respecto y demás. Me da fiaca ponerme a buscarlos.

Meryl dijo...

Yo también he odiado matemáticas desde que la conozco, desde la primaria. Nunca supe cómo multiplicar fracciones.
Y encima las profesoras de matemáticas suelen ser unas viejas de mie.. y te hacen odiar más la materia.
Lástima que el hecho de no poder comprenderla te cierra las puertas a estudiar otras carreras.

Saludos!

Rapote dijo...

¡Ja! Yo tuve dos profes de matemáticas que me hacían pasar al pizarrón para explicar a la clase los temas. Me "usaban" de ayudante las muy piolas.

Siempre 10 en esta materia...

(Si hubiera emoticons -o como se llamen- acá iba uno de ésos que silban)

;) Rapote

Tiburina dijo...

VIN: Tenés razón, ¿y qué?, (mientras revuelvo y recontra revuelvo en busca de mis otros talentos?.

Coki: Bueno, esta bien, si lo leíste por algún lado debe ser así (el estudio no decía también que las mujeres somos más dipomáticas, o será sólo mi signo?).

Meryl: Lo que sucede es que muchas veces la gente que sabe mucho de números no sabe explicárselos a gente como yo. A mí si me gritás (no sé por qué todas mis profes de matemáticas eran bastante gritonas) no me sacás buena.

Rapote: Menos mal, dos quesos para los números ya sería demasiado, ¿dónde estabas durante mis años universitarios, eh?!

unServidor dijo...

Tibu, pero vos sabés idiomas y en cambio yo... Cuando me dijeron que diga en inglés que Tom tomaba el colectivo, dije "Tom drink the bus"...

Así que ya sabe que lo que falte de un lado sobrará del otro.

Apa dijo...

A mí no me gustan las cuentas la física, nada de nada pero zafo supongo que es porque siempre me tuve que arreglar sola para todo. Y en la primaria era la segunda en matemáticas porque la primera era una fanática que amaba la materia.
¡Sabés qeu pasa es qeu soy muy terca y digo a mí esto que es una boludez para algunos no me va a ganar porque no me guste, yo creo que si sos buena para las elnguas, quiere decir que si te lo proponés a vos tampoco te gana.
SAludos

Tiburina dijo...

Unser: Jaja, me hiciste reir.

Apa: y por eso no me ganó en el CBC pero tener en la facultad clases de 200 personas y que el profesor hable con megáfono tampoco daba lugar a muchas preguntas. Igual me cuesta, pero si mi vida dependiera de ello, creo que le pondría mas ganas ;-).

Mona Loca dijo...

Pero no! pero no!
Usted no se puede comparar con una modelo, Tiburina!
A ellas no les da vergüenza lo de los test de cultura general!!!!

Yo participé en un programa de preg y respuestas en la tele..y me perdí de ganar $ 11.000 por decir que 20x30 es..60!!!

Y bueh.

Tiburina dijo...

Mona: Y si, a mi si me da vergüenza pero juro, juro que me hablan de núermos y me taro. No te conte lo de los taxis, me hago cada lio con los vueltos, menos mal que hago viajes cortos!!

Gradiva dijo...

Tiburina, algún día me gustaría que nos cuente qué va haciendo Ud. durante sus viajes en taxi. Lo de confundirse con los vueltos es probablemente debido al arte tacheril, que tiene ilustres y numerosos representantes en Buenos Aires. Ellos tambièn suelen confundirse, aunque siempre "se pierden 'pal lau de las casas".

Tiburina dijo...

Gradiva: Mayoritariamente voy mirando por la ventana y mirando el relojito, afuera para distraerme, adentro para controlar, afuera, adentro.

Y tratando de evitar que el taxista me de charla.

Gradiva dijo...

Me asombra usted, Tiburina. Tantas cosas temerarias que hace en los colectivos, y tan compuesta en los taxis. Se ve que el tema del relojito de verdad reclama su atención. No, si al final le va a convenir ir en bondi a todas partes.