La Foto que habla

Hasta los años cincuenta, y particularmente en el ámbito de los estudios de Hollywood, el Director del Film, era considerado un simple técnico. Con el auge de las escuelas de cine, los nuevos movimientos cinematográficos y la crítica especializada, la figura del director cobró mayor importancia. Tal es así, que hoy en día es considerado la pieza fundamental en la elaboración, producción y realización de una película.
Al igual que al director de cine, al director de fotografía se le daba poca importancia. Y en la actualidad – cuentan algunos - esto no ha cambiado demasiado. Es muy difícil que el director de fotografía participe de todas las etapas de producción del film. De hecho, suele incorporarse al equipo poco antes de comenzar a rodar.

Pero, ¿A qué se dedica el director de fotografía?
Su tarea es – tal vez – la mas difícil de todas. Debe: “pintar con la luz”.

Así como los pintores del renacimiento, los directores de fotografía buscan mayor “tridimensionalidad” en las imágenes mediante el uso de diferentes efectos visuales y de iluminación. Además, cuidan que los encuadres sean perfectos en cada toma, y que la composición que vemos en la pantalla sea lo mas armónica posible. Es decir, es un trabajo que se ve, pero que sobre todo se siente.

Toda esta aburrida introducción la hago para recomendarles cualquier película del genial Wong Kar-Wai. Un director que le da tanta importancia a la fotografía, que termina siendo esta el mayor atractivo de sus películas.

Tanto “Deseando amar” como “2046” son muy buenas, pero si buscan una mas actual, pueden encontrar “El Sabor de la noche” (My Blueberry Nights), una linda historia de amor, protagonizada por Jude Law, Natalie Portman, y la cantante Norah Jones. Se estrenó en 2007 y la pueden conseguir en cualquier video club. Muy buena, pero presten sobre todo atención a la fotografía y después me cuentan.

Saludos y hasta la semana que viene!

Pedro Ignacio Costa

7 comentarios:

Celes dijo...

O sea... lo que quisiste decir es que las películas por ahí son una porquería, pero los cartelitos son geniales? jajaja
entonces miro cartelitos y listo! jeje

un beso

La Cuenta Por Favor dijo...

Fijate como Wong Kar-Wai trabaja la iluminación; la combinación de colores; filma a travez de vidrios e incluso reduce la cantidad de cuadros por segundo. También siempre compone la imagen de manera milimetrica y con poca profundidad de campo. En fin: es un groso! jaja

Zippo dijo...

Y esos detalles pensé que salían por megaequipos de postproducción.O sea, muchos ñatos analizando cuadro a cuadro e introduciendo modificaciones. Resulta que me entero que es todo por el trabajo de una persona en especial. Gracias, don Costa.

Nick dijo...

Celes, creo que se refiere al video.

Voy a ver si me consigo alguna, mi jefe es fanático así que por ahí me presta.

La última definitivamente la quiero ver, Natalie Portman + Norah Jones garantizan litros de baba y si encima la fotografía es excelente... punto a favor.

Gracias por la recomendación.
|

El Gaucho Santillán dijo...

Ninguna superproducciòn yanquee se acerca a "Las Minas de Salomòn Rey", interpretada por Rolo Puente y Tristàn.

La competencia actoral de alto vuelo entre ambos maestros, llega a lìmites inusitados, haciendo que el espectador trascienda las fronteras del simple "pochoclo party" (como son las que uds nombran ja!)

Semejante hecatombe de los sentidos, hace innecesaria, la existencia de "directores de fotografìa", "tècnicos", "ayudantes", "directores de sonido", "celuloide", y todas esas falastrafas con que nos tienen acostumbrados.

Puedo decir, preclara y dignamente, que esta obra alcanza las metas propuestas por toda una generaciòn de maestros literatos desde Dovstoyevsky hasta Corìn Tellado. Desde Leòn Uris, hasta Robin Cook. Desde Aldous Huxley, hasta Martìnez Estrada.

Una fiesta de los sentidos.


(Bueno, chau. Se me calienta el fernet)

Pablo (yo) dijo...

Sólo aclarar que El sabor de la noche aquí en Argentina se estrenó en 2008, no en 2007.

La Cuenta Por Favor dijo...

Tenés razón Pablo! acá se estrenó tardísimo. Saludos y gracias!