Todavìa estoy aquì


Ni me perdì, ni me escabullì, ni desistì de esta cruel època escolar en donde uno comienza a metamorfosearse y de la dulce docente comprensiva pasa a ser: "Ahì viene la hdp del àrea que corresponda". Ese es el verdadero motivo por el cual mi nariz no puede siquiera olfatear el teclado, ni emitir opiniòn alguna porque estoy abocada a intentar por todos los medios, que los educandos logren el objetivo mìnimo e indispensable para alcanzar acomodarse en el nivel siguiente.

Todo esto que parece formar parte de las consignas de un hermoso acertijo vacacional, son algunas de las palabras que pueden leerse en lo que se llama "El diseño de contenidos" que deben saber los futuros ciudadanos crìticos y pensantes.

O sea, no es que estoy para el psiquiatra, ni estoy ensayando neologismos porque me gustan las vanguardias, es pura realidad, asi reza el diseño curricular y parde de ello es por ejemplo la tìpica frase: "El niño es un sujeto de derecho", pero no agrega "nosotros somos un predicado de deshecho".

En otras èpocas, estos eran tiempos de aulas vacìas, que se llenaban con algùn que otro atrevido que osaba llevarse la materia a diciembre, entonces, los sujetos que no tenìan derecho, estudiaban, y el dìa del asesinato final, se presentaba y un aparato con numeritos adentro decìa: "bolilla n*****" y el quìa cantaba cual Monserrat Caballe la mejor de sus òperas.

Hoy, los sujetos de aprendizaje se presentan ante los predicados de deshecho y ,celular mediante, especulan mientras el predicado corrige, llamando a sus padres, quienes corren hacia la denigrada instituciòn, disfrazados de Superman a salvarlos de la frustraciòn.

Algo nos està pasando como padres, algo nos està pasando como sociedad, algo nos està pasando y no es justamente el deseo de crecer intelectualmente... algo nos està pasando, y no todo tiene su origen en las malas polìticas educativas. Busquemos soluciones, la ignorancia nos invade y poco a poco agranda su imperio.

7 comentarios:

Guty dijo...

Yo terminé con los exámenes el martes, solo 3 alumnos pero me hicieron renegar como si fuesen 10.
Encima uno reprobó y lo tengo que ver de nuevo en marzo :s

YO, la peor de todas dijo...

Y bue, yo reprobè un poco màs y me mandaron a mis orìgenes, yo les digo siempre que ojalà pudiese volver al vientre de mi madre...Estaba tan protegida!!!!

Rapote dijo...

Lo que pasa es que antes, para la familia, lo que el docente decía -o calificaba- era palabra santa y uno (como alumno) no criticaba al maestro en su casa.

Porque de hacerlo la ligaba doble, por el reto del docente primero y de los padres después.

Todo cambió merced a esos padres que creen que su retoño es la suma de todas las virtudes, aunque delante tengan a Gorromeo Sanpirulo.

Entonces no pueden concebir que el resto de la gente no opine lo mismo de sus herederos.

Uff... No quiero seguir porque me enrosco mal y voy a terminar por ganarme mas enemigos que amigos.

Saludos y bienvenida.
Rapote

Milenius dijo...

Sí, algo nos pasa como sociedad. Algunos le echan la culpa a los padres, algunos a los chicos, otros a tinelli y la tv en general. No sé de quién es la culpa, sí sé que hay muchas cosas para cambiar.
Yo te ofrezco un poco de esperanza en formato de entrevista a una mina que sabe muchísimo de educación, Emilia Ferreiro, está en http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-26092.html. Y, si podés, leé un libro de ella, baratito y excelente, que se llama "Pasado, presente y futuro de los verbos leer y escribir". Es de la serie Breves del Fondo de Cultura Económica.
Saludos y Feliz Navidad!

Zippo dijo...

No, si un párvulo de ésos me pela un celular en un examen de diciembre, no sé, Yo...
No sirvo para educar, por eso cada vez la admiro más a usted.
Y lo de "predicado de deshecho", me dio escalofríos.

YO, la peor de todas dijo...

Rapote, gracias y enroscate nomàs. ¿Enemigos??? ¿Por què?, no, en todo caso te quedarà la gente pensante... que todavìa abunda, hay que sacarla a la luz.

Milenius, gracias por las recomendaciones, conozco a Emilia Ferreiro, es màs, tuve que estudiarla, pero no conocìa el libro, corro al encuentro, porque entre otras cosas, soy adicta a la compra de libros... y bue, un vicio sano. Despuès te comento.


Zippo, muchìsimas gracias, y lo de predicado de deshecho, aunque escalofriante es tal cual... Si hubieses visto el acto pùblico en donde te adjudicaban los cargos titulares el otro dìa... Guauuuuuu, faltaba Neròn bajando el pulgar...realmente somos predicados de deshecho.

Milenius dijo...

Un excelente vicio (sobre todo teniendo en cuenta que me dedico a hacer libros). Así que leeeeaaaaa, leeeeeaaaaa, leeeeeaaaaa (es Tu Sam, desde el más allá, el que te habla...)

¡besotes, buen año!