Un miércoles en Buenos Aires


Recuerdo el día en que muchos argentinos, en especial porteños, se despertaron con la siguiente placa roja de un canal de noticias: “El Obelisco inclinado”. Fue un miércoles, porque en la tarde de ese día, vi cuatro jubilados reclamar por su jubilación frente al Congreso Nacional. El Obelisco, símbolo de la idiosincrasia porteña se encontraba inclinado hacia el norte; como si se tratara de de nuestra propia Torre de Pizza. Al cabo de media hora de aparecida la placa roja en todos medios se podía seguir de cerca los acontecimientos.

A media mañana, antes de que la avenida Corrientes con su intersección con la 9 de Julio fuera cortada por la policía, varios choques se produjeron. Al principio se pensó que eran producto de la desatención de los conductores al ver semejante situación a través del vidrio de sus parabrisas. Off de record se supo que la causa fue, simplemente, la imprudencia cotidiana de los automovilistas frente al volante.

Turistas y transeúntes habitúes sacaron fotos con su cámaras digitales y sus teléfonos celulares. Fueron varios los que, al momento de posar, simularon sostener con sus manos el obelisco inclinado.

Cuando se le preguntó al Jefe de Gobierno qué fue lo que había pasado argumentó que personal de infraestructura estaba, en ese mismo momento, realizando las pericias correspondientes para saber las causas que originaron semejante grado de inclinación. En medio del asedio periodístico se escuchó la voz de una periodista preguntándole sobre el tiempo que demoraría poner al monumento en condiciones. -Me temo que componer esta situación no será cosa de días. Por suerte no es un problema de financiamiento para la obra, ya que la ciudad cuenta con el dinero suficiente; el problema está en que la obra no podrá ser encarada por un plazo no menor a dos años ya que recién dentro de tres años habrá nuevamente elecciones a Jefe y Vice-jefe para la ciudad.

Desde Nación nadie habló al respecto. Se limitaron a decir que se trataba de un problema de la ciudad y no de la Nación. Hubo que esperar dos semanas para que el presidente hablara sobre el asunto: lo hizo en un acto inaugural junto a un montón de funcionarios de su gabinete y varios intendentes de distintos partidos de la provincia de Buenos Aires.

La oposición, por su parte, dijo que se debía a la mala ejecución, por parte del gobierno de la ciudad y la empresa concesionaria de de los subtes, de la construcción de la nueva línea “X” que pasará, justamente, por debajo del Obelisco y conectará las estaciones de Retiro con las calles Entre Ríos, Belgrano y Callao; la cual se cree que estará finalizada para el dos mil treinta y seis: el penta centenario de la ciudad.

Cuando todos los canales de aire comenzaron a transmitir su programación habitual, la cadena internacional de noticias ubicada en Atlanta anunció que el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica daría una conferencia de prensa, sobre el tema, desde la mismísima Casa Blanca; los medios nacionales volvieron a emitir noticieros avisando que cada uno, en exclusiva, transmitiría para el país “la conferencia”. A las cuatro, hora local, el presidente del país de norte emitió su discurso en el que mencionó como responsable del hecho a un país del Medio Oriente e invitaba a la República Argentina a sumarse a la lucha del terrorismo mundial, y que se enviara nuestra calificada Fueras Armadas a combatir en la zona del conflicto para que sus soldados pudieran cometer todo tipo de crímenes de lesa humanidad mientras los nuestros morían en manos de hombres en defensa de sus creencias.

Entrada la tarde, y cuando el circular por la ciudad se había convertido en el infierno para los automovilistas, distintas facciones de movimientos de desocupados y sin tierras se movilizaron hacia el Obelisco para manifestar. Uno de los lideres de estos movimientos dijo que la inclinación era obra de grupo de oligarcas quienes, por unos veinte euros, habrían sobornado a varios funcionarios públicos para que trasladasen el monumento al único barrio privado estilo country de la ciudad ubicado en la que fuera, años atrás, la Reserva Ecológica.

Al día siguiente siguieron ocupándose del tema pero como si se tratase uno de los tantos otros temas que sirven para completar los noticieros. La nota de ese día fue la nueva caída de una ex vedette, esta vez, desde el cuarto piso un departamento ubicado en Constitución.

Los días fueron pasando y el Obelisco sigue inclinado, todo sigue igual. Perdón, no todo. Los jubilados ya no marchan más frente al Congreso. Aun no tienen una jubilación digna; el último jubilado que manifestaba murió ayer a los ciento dos años. Un ex ministro de economía lloró cuando se enteró de la noticia. Dicen que esta fue la segunda vez que lo vieron llorar en toda su vida.

18 comentarios:

YO, la peor de todas dijo...

BIEN, BIEN, Zangaro!!! Bienvenido, sè que con tus historias vas a entretener a la gente de este lugar.
Felicitacìones y sigamos armando sueños!!!
Guauuuuuuuu fui la primerita!!!

Cassandra Cross dijo...

Qué buen texto, felicitaciones..!

Marcos dijo...

La verdad muy iteresante tu historia

B Zangaro dijo...

GRACIAS TOTALES

B Zangaro dijo...

Cassandra C.: muchas gracias por tus palabras. Es bueno ver que es bien recibido lo que hice. Prontito estarè leyendo tu blog. Saludos cordiales

B Zangaro dijo...

Gracias Marcos y "YO, la peor de todas" por sus palabras de bienvenida a este lindo ejercicio que es la escritura; en la que -con estilos diferentes- todos aquí tratan de poner un granito de arena a la consciencia de los lectores.

Rapote dijo...

B Zangaro:
Amigo, como factotum y guía espiritual de este espacio, le doy cordial y oficialmente la bienvenida.

¡Gran debut!
;) Rapote

Zippo dijo...

Bien por la comunidá tiburonil! cada vez somos más.
Bienvenido, B Zangaro,te saluda uno de los member más vagos de esta banda.

Tiburina dijo...

Te saluda el otro member más vago de la banda. A mi me toca digamos la parte de...esteeee...espectáculo/entretenimiento light podríamos decirle.

xavier dijo...

Muy bueno, muy bueno.

Nick dijo...

Muy bueno. Me mató lo de "nuestras calificadas Fuerzas Armadas"

Bienvenido al blog, me quedo acá sentado, sin moverme, esperando el próximo cuento :)

YO, la peor de todas dijo...

BIEEEENNNN,Zangaritoooooooo, cuando publique su libro, a mi me lo firma primero... Me pone recontenta que haya gustado lo que hacès.
Sigamos entonces, vos sabès que haciendo proyectos, somos mucho màs que dos... JAJAJAJAJJAJA

Nano B- ZANGARO dijo...

Rapote:se agradece la invitaciòn recibida. Espero seguir volando literariamente a la altura de este sitio.

Nano B- ZANGARO dijo...

Zippo. Gracias, a vos también, por tus palabras. Dentro de poco no podré entrar por la puerta de mi casa con tantos elogios...

Nano B- ZANGARO dijo...

Tiburina. Gracias por tus saludos, poco a poco estoy leyendo todo el sitio. Ya sabre cuan vaga sos realmente jaja (auqnue por el signo confio en tu tenacidad por el trabajo) SAludos cordiales

Nano B- ZANGARO dijo...

GRACIAS NICK. Muy contento de recibir la aceptaciòn de tantas personas. Saludos cordiales

Nano B- ZANGARO dijo...

Xavier. Gracias por tu comentario. Ojala el próximo te guste, al menos, la mitad jaja...
MUy contento estoy de tantas lindas palabras. Saludos cordiales

Nano B- ZANGARO dijo...

A "Ti", la peor de todas: los augurios que me diste en el 1er comentario se convirtieron en realidad. Sigamos con los deseos y sueños para intentar convertirlos en realidad. Al fin y al cabo, algunos se vuelven realidad. Es por ello que brindo con sidra -no otra que "Real"- Por la pequeña lucha diaria y la no resignación: SALUD!!!