Blanquita la catalana



En cada barrio siempre hay una piba fácil y Caballito no era la excepción. La que hacía gala del dudoso título era “Blanquita” o “La Catalana”.

Los vecinos siempre solían verla por Parque Rivadavia. Dicen que le gustaba andar ligera de pilchas y refrescar su figura ante la mirada de todos.

Los jóvenes estudiantes y Blanquita parecían tener una mutua devoción. Se comenta que ella no ponía la menor resistencia cuando los muchachos del barrio, ante la vista de todos, utilizaban fibrones para dejar temporal testimonio de su debilidad por las curvas de la catalana.

Y para que la impronta tuviese más erotismo aún, decidían dejarla sobre las mismísimas curvas de la señorita. Sin embargo, los actos impúdicos de Blanquita pronto generaron el malestar de los vecinos más puritanos, quienes bajo la tutela del párroco del barrio, decidieron que Blanquita no volviese al parque.

Muchos vecinos desconocen que fue de la vida de Blanquita. Algunos aseguraban haberla visto por “el trocén”. Fue así que hace pocas semanas me crucé a Blanquita cerca de Retiro. Se notaba que los años le habían pasado factura, pero eso no le impedía lucir su curvilínea figura.

En la actualidad, se la ve sola y amargada. Su audacia es la misma pero en estos tiempos los estudiantes sólo detienen su paso en los kioscos de diarios, donde encuentran mayor atracción en las revistas que muestran fotografías de vedettes de efímera fama.

Para nostálgicos como yo, la pulposa catalana no podía quedar en el olvido, así que aquí les dejo el desnudo artístico estenopeico y “muy cuidado” de Blanquita, la catalana.


[Clic en la imagen para ampliar]


Y para finalizar los verdaderos hechos que dieron origen a esta historia...

Fuente de la Doncella o la Catalana (Florida y Av. Santa Fe):

Es una escultura de mármol blanco, realizada por el escultor José Limona Bruguera quién visitó nuestro país en 1925 y fue recibido por los catalanes con una fiesta en el Hotel Plaza y estos le encargaron dicha obra.

Representa a una mujer de tamaño natural inclinada sobre un surtidor del cual recoge agua.

En un primer momento se pensó en colocarla en el Rosedal de Palermo, pero se eligió Parque Rivadavia. Fue inaugurado un 19 de julio de 1931. En 1969 los vecinos del barrio piden su traslado debido a que esta fuente se encontraba entre el monumento a la madre y el templete a la virgen de Luján y como se trataba de una mujer desnuda consideraban inadecuado que se encuentre en este lugar, piden el traslado y luego de evaluar y sugerir diferentes lugares se decide colocarla en esta plaza el 13 de noviembre de 1971, día en que se reinauguró nuevamente.

11 comentarios:

Guty dijo...

Mirá vos, hay que ser...como decirlo...pelotudo para hacer mover una estatua porque la mina está desnuda.
Muy linda la historia.

Maria "C" dijo...

Me encantó :)

Y la foto, hermosa. Gracias Fernando!

YO, la peor de todas dijo...

Me hiciste acordar tanto a la Fuente de las Nereidas. Es una historia muy similar; la pobre fuente pagò el castigo de tener mujeres desnudas y a la vez ser la producciòn de una mujer de aquellas y deambulò por Buenos Aires, hasta anclar en la costanera.
No es que te estè tentando a que vayas y le saques fotito, pero con esos aparatos tuyos, la fuente debe quedar espectacular...
¿Espero????
Gracias por ilustrar cada vez un poco màs este blog.

Rapote dijo...

Excelente la historia Fer. Y "mágica" la estenopeica que lograste...

¡Clap-Clap-Clap-Clap!
;) Rapote

PD: Estos puritanos siempre joden eh...

Zippo dijo...

Otra vez la historia enriquece la obra, Fer. Me hipnotizó esa penumbra de la foto entre el follaje.
¿denserio mueven las estatuas por los desnudos femeninos?

Fernando Tognis dijo...

Guty: si alguno le sobra una estatua en bolas me ofrezco para alojarla en mi balcón. Espero que mi mujer no se ponga celosa porque ella también es escultural.

María: gracias por tu elogio, si andas por Plaza San martin vas a ver a la catalana.

Yo, la peor: Estás en lo ciero. Con las Nereidas pasó lo mismo aunque fue mucho más escandaloso por el tamaño de esa obra tan imponente.
Muchas veces me enfrenté a las Nereidas con cámara en mano pero todavía me falta valor para sacar la foto. ¡Y además esa protección de vidrio es odiosa y complicada!
Quizás algún día te pueda complacer con el pedido.

Rapote: que le vamos a hacer con estos puritanos. Por suerte la doncella salió triunfal de esa controversia.

Zippo: que ojo! Justamente cuando tomé la foto me interesó el follaje y la media luz. Con sol directo, la composición no hubiese tenido el encanto de la sensualidad.

Gracias a todos.

Mona Loca dijo...

Hermosa historia, tan bella que merecería ser verdadera.


La gente es boluda, disculpe mi francés.
Lo del traslado por estar entre la madre y la virgen...

Por qué no pensarla como una transición necesaria????'

besotes

La foto, hermosa, menos malque se puede ampliar, en chiquito se pierde.

Más besotes

YO, la peor de todas dijo...

Vos sabès que llevè a los chicos de excursiòn y un guìa espectacular les contò la historia de Las Nereidas. Terminamos todos llorando: el guìa, los chicos, yo obviamente, sino no serìa yo, y despuès hicieron unos trabajos diviiiinos.
Ahora me diste ganas de publicar la historia a mi, pero espero con ansias esa foto blanco y negro que vos podès lograr que la hace mucho màs espectacular.

Onada marina dijo...

Ohhhh conexión mental con Yo, LPDT! jaja. Abrí aquí para dejar mi comentario sobre la fuente de las Nereidas (la conocí en los '80 cuando a la reserva no iba nadie)... el nacimiento de la diosa Venus, su autora murió en la miseria... como muchos otro/as artistas a destiempo con los tiempos que corrian.
Coincido con ML eso de estar entre la virgen y la madre muchos no se lo permiten...

Hermosa la nota, ciertamente creí que hablabas de alguien real... la imaginaba y todo! Ohh sorpresa al enterarme que era una estatua.
Muyyyyyy Buenooooooooooo!!!

La Cuenta Por Favor dijo...

Muy buena foto y gran historia, un lujo!

Fernando Tognis dijo...

Mona Loca:
me hizo mucha gracia tu comentario sobre la transcisión. Nada más real: para ser madre hay que dejar de ser virgen, ¿o me equivoco?

Yo la peor:
que buena idea! Hagamos un post compartido! Cuando saque una foto de las Nereidas vos hacés el texto.

Onda Marina:
Muchas gracias por tu elogios. Yo conocí las Nereidas en tercer grado, con una maestra que nos llevó a la Reserva y a ver la fuete. Nos dio una magistral clase sobre la vida de Lola Mora.

La cuenta por favor:
Muchas gracias a vos y a todos por los elogios.
Saludos