Nací en un barrio donde todo fue un albur...

"Por eso tengo el corazón mirando al Sur
Mi viejo fue una abeja en la colmena
las manos limpias, el alma buena..."
Eladia Blázquez

Nací en "La Isla Maciel", si, no se asusten.
En realidad, nací en Capital y a los tres días me llevaron a la que sería mi casa por veinte años.

Mi viejo sÌ nació en "La Isla", que no es una isla, pero como está rodeada en sus tres cuartas partes por el agua del Riachuelo, así le dicen nomás.
En el 36, cuando mi padre comenzó a caminar esas calles, había quintas, según él era un barrio hermoso.

Poco a poco se fue poblando de inmigrantes y fue tomando prestado parte del paisaje de "La Boca", con quien a veces la confunden.

¿Qué me llevó de pronto a recordar tantas cosas?

En unos de mis paseos insólitos, pude fotografiar una maqueta del puente viejo, más tarde la subiré, ahora estoy escribiendo casi con los pantalones suspendidos en el aire por el apuro...

Hay una fundación que se llama "Todos por la Boca" que se está ocupando de recuperar el patrimonio del lugar...

Este post viene por episodios, después de las 19 hs, busquen la continuación. Un abrazo.

Y ASÍ CONTINÙA

La cosa es que logrè fotografiar la maqueta y aquì la tienen:



Realmente me impactò y me transportó a la niñez.

Fue mi paisaje cotidiano por muchos años...En esa parte colgante, el transbordador, lleguè a pasar varias veces. Era gratuito, toda una experiencia para una chica. Segùn cuenta mi viejo, por allì cruzaban los carros a caballo; como tambièn cuenta que èl vio alguna vez al Riachuelo con su color original y hasta se bañò en alguna tarde de verano.

Yo no, lo conocì asi, denso, espeso, lleno de elementos flotantes que formaban mi cotidianeidad. Lo vi seco y lleno de petròleo, lo vi alto y desbordado, lo vi tambièn dentro de mi casa y llorè mucho cuando se iba, puesto que dejaba el sabor amargo de lo estropeado por la inundaciòn y la desolaciòn de los objetos queridos y perdidos.

Pero a pesar de las cosas no tan alegres, guardo el sabor dulce de mi niñez transcurrida por las calles de la Isla.

Los veranos tenìan perfume a tilo, la plaza, lugar de encuentro seguro de todas las tardes de mis vacaciones, tiene unos tilos preciosos que dejaron impregnado en mi olfato el aroma de sus flores.

En el club 3 de Febrero, en octubre, màs o menos, los muchachos del barrio comenzaban a armar los gigantescos muñecos para la comparsa "COMOSALGA", en donde vi a mi viejo desfilar vestido de mujer, con el camisòn de la nonna y mis trenzas (las que todavìa guarda esa tana de fierro que es mi vieja).

Allì se filmò "La Mary", el rodaje durò tres meses. Yo tenìa 12 años y no me perdì un sòlo dìa de filmaciòn. Pude ver por entre las ventanas del club, que servìa de camarìn de los actores, como se gastaban cientos de pomos de maquillaje para piernas, para disimular la chuequera de doña Susana Gimenez... Tambièn vì, que la escenas de amor con Monzòn, no tenìan nada de ficciòn y asi comenzò aquello.

En fin, hoy el post trae un poco de nostalgia, pero para cerrar les dejo esta otra imagen, que no es mìa, se la robè a la web, pero les va a dejar ver el lugar por donde cruzaba en bote, si, en bote, como quien toma el colectivo, todos los dìas, con sol sentada (once pasajeros sentados entran en cada uno), con lluvia, parada y haciendo equilibrio, pero con la alegrìa que sentìa cuando al saludarme se codeaban diciendo: Esa es la hija de fulano, el tornero, el que trabaja en tal lugar. La hija de la abeja en la colmena, con las manos sucias por los fierros, pero el alma buena...


9 comentarios:

Mona Loca dijo...

AAAHhh...conque te hacés la maga del suspenso,ahora????

jaja
beso!

YO, la peor de todas dijo...

nO, NO, es que pesquè la compu del cole en el recreo y escribì la primera parte, pero la foto la tenìa que descargar del celu...
Beso

Maria "C" dijo...

Yo no conozco la Isla, no conocía a nadie ahi y no me animé nunca a ir sola ni conseguí a nadie que se animara a acompañarme. No obstante, tengo como un cariño especial con el lugar, gracias a un libro hermoso que encontré una vez así medio de casualidad en una librería de usados. Se llama (creo) "Segunda quincena de mayo" y es de una belleza increíble. Si no lo leíste, estoy segura de que te encantaría. El libro lo tengo en alguna parte acá en mi casa, lo buscaré, después te busco para unos mates y te lo presto :)

Maria "C" dijo...

Corrijo: se llama Primera Quincena de Mayo, y la autora es Mabel Pagano :)

Fernando Tognis dijo...

Muyyyyyyyyyy lindo! A pesar de nunca haber estado allí, imaginé vívidamente todo con una especie de recopilación mental de imagenes televisivas que tengo de la isla, la Mary y una niña de rostro anónimo que eras vos.

YO, la peor de todas dijo...

Gracias Marìa C, me encantarìa leerlo y a mi papà ni te cuento.
Costò hacerlo mudar. Hoy ya no intentes ir de paseo ni sola, ni acompañada. Es una verdadera pena en lo que se ha convertido.
Pero si, me encantarìa leer el libro.

Fernando, gracias. !Què suerte que pudiste imaginarte las escenas! Cada vez que escribo pongo todo de mi para causar ese efecto. Debe ser algo parecido a lo que vos intentàs hacer con las càmaras.
Gracias realmente.

Abrazos a los dos.

Rapote dijo...

Yo sí estuve en La Isla (en más de una oportunidad). Muy pintoresca. Aunque el relato de YoLaPeor la hizo directamente "mágica"...

¡Muy bueno!
Rapote

PD: "El corazón mirando al Sur" es un tema de mi vecina Eladia Blázquez en la que canta a Nuestro Barrio. Perdón, pero reventaba si no lo decía. ;)

YO, la peor de todas dijo...

"jalouuuuu" Rapote, tanto tiempo.
Es que me agarrò el viejazo, la etapa en la que uno empieza a recordar cosas, a sacarlas del alma.
Lo de Eladia lo sabìa, y sabìa que iba a reaccionar.JAJAJAA, pero es que esa poetiza de barrio hace que a uno le vengan bien sus versos para explicar lo que se siente.
Gracias por pasar

YO, la peor de todas dijo...

POETISA, POETISA, es que de tanta tiza, me queda impregnado el teclado