¿Será Tinelli un Garrick?


Para no aflojar los brazos en pos de combatir a este mamarracho mediàtico, no tuve la mejor idea que hacerlo a través de la poesía.

Y aunque crean que enloquecí de golpe, les diré que no, no,no,no.
Todos los púberes quedaron quietecitos, atentos, escuchando lo que podrán ver a continuación.

Làstima que lo oyeron recitado por mí y sin imàgenes como podrán hacerlo ustedes.
Porque ellos no sólo se ríen con él, lo imitan, imitan sus mamarrachadas, sino que le envidian la vida, la suya y la de los payasos que para èl trabajan.

Explicándoles con suma paciencia los versos de esta extraordinaria obra, muchos me dieron la razón. Espero que no sea como a los locos, creo que no. Espero que la semilla plantada dé frutos rápidamente.


Espero que hayan tenido el tiempo necesario para escuchar y ver, sino, en cuanto puedan no se lo pierdan.

Hasta la pròxima

4 comentarios:

Mona Loca dijo...

Aunque no lo creas, yo la escuché recitada por Jorge Corona ( sí, Jorge Corona, el de simultáneamente)
Y fue una cosa increíblemente emotiva.

YO, la peor de todas dijo...

¿Viste???? A mi me encanta y lo asombroso es que tambièn les gustò a los chicos...
Gracias

Zippo dijo...

A mí me parece que el sujeto en cuestión (T) no es tan profundo. La mediocridad es el agua donde nada. Enrasa todo para abajo.
Muy valiente lo suyo, Yola, para plantarse ante una clase adolescente , recitar esas rimas y lograr un efecto.

YO, la peor de todas dijo...

Gracias Zippo, pero es una de mis obligaciones: formar ciudadanos pensantes y crìticos, y eso hago.
Gracias por pasar