El tiempo pasa, nos vamos poniendo tecnos...


Queria compartir con ustedes hoy que acabo de ser ungido con el titulo de Tio-Abuelo.

Asi es, suena fuertísimo, pero es en lo que me convierto si mi sobrina tiene una hija.

Es un momento de mucha felicidad ya que la historia que rodea a mi sobrina y a su madre es muy especial.

De pronto siento que todo los años se me vienen encima y que pensar en mi hermana como abuela me parece imposible. De pronto todos lo dolores del cuerpo tienen sentido al ocurrirle a un Tio-Abuelo como yo.

Creía hasta hoy que mi reciente revalorizacion del Tango, o mis ataques de melancolia se debian a la ditancia, me doy cuenta que no, que son porque se me cayeron todo los años encima.

Parece que debo ir reservando un lugar en el "Beit Havod" (Geriátrico).

Por lo pronto, voy a disfrutar al máximo de este milagro que me regala la vida, y agraecerle por compartirlo conmigo. Ahora me voy, que me esperan mis amigos en la cancha de bochas.

4 comentarios:

MariaCe dijo...

Felicidades, amigo, para usted, su sobrina, su hermosa hermana a la que tuve el placer de conocer gracias a su relato anterior. Una bendición se sumó a la familia. Bienvenida :D

Tiburina dijo...

Felicitaciones!!!! :D

Rapote dijo...

¡Felicitaciones Sacer!

A ver cuándo nos juntamos y hacemos un torneo de bochas eh...

;) Rapote

Zippo dijo...

Felicitaciones, Sacer!
Arrime , arrime el bochín , y guarda con el ciático.