Dom Perignon

Como ya sabemos, la mayoría de los grandes inventos se dieron por accidente o sin pensarlo demasiado... como la historia que les traigo a continuación:

Había una vez, un monje benedictino que vivía en una iglesia/convento en la zona de Champagne, Francia. Se llamaba Dom Pierre Perignon, era ciego, y se dedicaba a la elaboración de vinos.

Una noche, se guardó algunas botellas de sus mejores vinos debajo de su cama (para evitar que otros monjes se los tomaran… porque era ciego pero no boludo!).
En mitad de la noche, se despertó a causa de unos ruidos debajo de su cama, como de pequeñas explosiones. El motivo? Los vinos comenzaron a fermentar dentro de las botellas, a causa del calor, y el sonido se provocaba a causa de la madera utilizada para cerrar las botellas, el cual salía despedido hacia fuera por la presión que provocaba el gas originado dentro de la botella. Así, sin saberlo, este monje ciego descubrió el modo de elaborar vinos espumantes...


Y poco después, para evitar que los tapones de madera (utilizados por aquél entonces) salgan despedidos, empezó a probar con otros tipos de madera, hasta que probó con la madera del alcornoque, dando así origen al corcho.

Un grande, el monje, eh...

10 comentarios:

El Profe dijo...

A algunos las burbujas los dejan como el material del corcho... (no es mi caso obvio)¡¡¡Salud!!!

Zippo dijo...

Me dieron ganas de entrarle al champú.Voy a meter unas botellas de tinto debajo de la cama a ver qué pasa.

unServidor dijo...

Cuando vieron que le iban explotando abajo de la cama, los demás monjes le dijeron "¡Pero qué cabeza de alcornoque!"...
Y ahí se le ocurrió la idea.
;P

El Gaucho Santillán dijo...

Que buen invento!!! y despuès vienen con "Windows" y esas pavadas!!!

bloggercrash dijo...

Muy buena anecdota, y un groso el monje! Saludos

Meryl dijo...

Profe: ... y algunos ya vienen así de fábrica! jajaja

Zippo: no le va a funcionar, porque ese ya está fermentado. Y con tinto en todo caso en vez de champagne te podrías hacer un simil gamba di pernice! :P

Servidor: para mí que los demás monjes pensaron "qué habrá comido aquél, que hace esos ruidos!" :D

Gaucho: pero el windows fue pensado, lo bueno de estas cosas es que fueron espontáneas, producto de la casualidad o accidente.

Bloggercrash: si, muy buena, a mí me la contaron en una clase de enología, y me fascinó. Y por eso se me ocurrió comentarla aquí en este blog.

Saludos para todos!

Guty dijo...

Groso, y pensar que ahora una botellita de ese vinito con gas te cuesta un ojo de la cara :)

La Rubia dijo...

Gloria eterna a Dom Perignon!!!

julio dijo...

Un maestro total,seguro que no se imagino nunca el uso que se le dio después.

Ra dijo...

a mi me gusta la sidra!

saludos para todos los tiburones!